Montse Josep Mariajo Mario Maria Rosa Andreu Salomé David
David Yerga

Dicen que era un día de octubre de 1966 muy soleado; una suave y fresca brisa acariciaba los cabellos de los paseantes, y en un pequeño hospital de Monzón estaban los padres de Salomé, sin tomar ni el café, a las 16,30 h, dando la bienvenida a su tercera hija, ecuador de la saga familiar, con dos hermanas más mayores y un hermano y una hermana que vendrían años más tarde.

La puesta en escena de la Salomé ya presagiaba que las cuerdas vocales y los foulards serian muy importantes en su vida; apareció con el cordón umbilical protegiendo su pequeño cuello, con 3 o 4 vueltas.

Su inquietud y fascinación por todas las culturas del mundo comenzó de muy pequeña; de madre granadina, padre de la Alta Ribagorça, y su nacimiento en tierras aragonesas indicaban que la semilla estaba bien plantada. ¿Y qué mejor que la música para entender y compartir las coincidencias y diferencias entre las personas y sus culturas? Esta ha sido la excusa que le ha llevado a aprender y apreciar las danzas y la música tradicional (griegas, catalanas...)

Siendo muy pequeña realizó su primer trabajo musical (grabado en el supermagnetófono familiar, pero nunca puesto a la venta): a los 4 años interpretó de forma excelente “Los pollitos dicen pío pío pío. Continuó su carrera musical en el cole, formando parte de la Coral de Vil.laseca, y más tarde, cuando decidió ir a Lleida para estudiar Derecho (seguramente influenciada por su signo zodiacal) tuvo la suerte de integrarse en la Coral de la Universidad.

Todos los veranos había trabajado porque le gustaba contactar con la gente y contar con unos dinerillos para sus caprichos, y en uno de esos veranos, sin saberlo, se fue configurando el camino hacia el Petit Comité: trabajando de camarera en un camping de montaña conoció a la Mariajo. En aquel momento ninguna de las 2 podían sospechar que la vida les volvería a unir para disfrutar de la música!!

Años más tarde, finalizada la carrera, cursando un master, no “del universo” pero casi (Unión Europea), se volvió a encontrar con la Mariajo, quien la invitó a cantar en la Coral Baluern. La Salomé, que no puede pasar 2 minutos sin música, aceptó con una gran sonrisa y a partir de aquel momento todo ha sido coser y cantar (es decir, un cantar y bailar de más de 10 años). Un pequeño grupo de cantantes de la coral Baluern decidieron versionar canciones modernas a capella, y entre ellos estaba la Salomé.

Defensora de ofrecer, gratis, la música a la gente en cualquier espacio, las calles, los restaurantes, los autobuses... y de hacer conciertos de Navidad regalando caramelos, dice que se siente muy afortunada por poder cantar con unas personas tan fantásticas como son los miembros del Petit Comité (ex y actuales).

Ah ! Pero esto no se ha acabado, actualmente también canta en un cor de cámara que tiene especial predilección por la música del Renacimiento (Tempus Musici). Y dedica sus esfuerzos profesionales a hacer que los imprevistos de la vida no afecten a las personas de forma excesiva, proveyéndolos de seguros y buenos consejos.